domingo, 28 de junio de 2009

“Estudio en escarlata” y “El sabueso de los Baskerville”, dos novelas de Arthur Conan Doyle

En estas semanas comenzaremos a trabajar con estas dos novelas de Arthur Conan Doyle (Escocia, 1859, Inglaterra, 1930), protagonizadas por el célebre detective Sherlock Holmes. Ambas, pertenecientes al género policial de enigma, son un exponente de la novela victoriana, un tipo de novelas producidas en Inglaterra durante el reinado de la reina victoria. Pero, vayamos por partes. En esta publicación, que esperamos no sea muy larga, develamos varias incógnitas:

¿Qué es una novela?
¿Quién era Arthur Conan Doyle?
¿Qué características tiene el personaje de Sherlock Holmes, y su compañero Watson?
¿Qué son la época y la novela victoriana?

Empecemos entonces.

La novela.

La forma novela pertenece, al igual que los cuentos, al género narrativo, ya que tanto en una como en otros se cuenta una historia. La diferencia radica en su extensión. Una novela es mucho más extensa que un cuento. Asimismo, la extensión brinda a la novela posibilidades diferentes a la del cuento: puede haber una historia principal y una o varias secundarias, mayor detalle en la descripción de los ambientes en los que transcurre la historia, y un mayor detenimiento en la descripción, la psicología y el pasado l de sus personajes. Se ruega no confundir cuento por novela, y llamar a las cosas por su nombre (por lo cual, cuando me digan “Profe, me olvidé….”, digan “la novela”, y no “el cuento”, porque al olvido sumaremos el concepto).

Arthur Conan Doyle, un hombre multifunción.

Arthur Conan Doyle nació en Escocia, en 1859.Fue médico de profesión y escritor por vocación y pasión. En realidad, le iba mejor como escritor que como médico, así que dedicó más tiempo a escribir historias que a atender pacientes. Publicó sus historias, como era común en la época en diarios y revistas, por entregas semanales.
Además, le quedó tiempo para ser… jugador de rugby profesional, en un club de Inglaterra, y además arquero de uno de los primeros clubes del fútbol inglés.
También formó una familia. Se casó y tuvo dos hijos con su primera mujer, de quien quedó viudo. Se casó nuevamente y tuvo tres hijos más.
Arthur Conan Doyle es mundialmente conocido por haber dado vida al célebre detective Sherlock Holmes y su compañero Watson, a lo largo de cuatro novelas y 56 cuentos, `publicados mayormente por entregas semanales en la revista Strand. Pero no ha sido el único personaje memorable de don Arthur. También está el profesor Challenger, protagonista de un conjunto de novelas de ciencia ficción, entre la que se destaca El mundo perdido. Una versión de esta novela fue llevada al cine por Steven Spielberg, su famosa Jurassic Park.
En 1891, se mudó a Londres para practicar como oftalmólogo. En su biografía, aclaró que ningún paciente entró a su clínica. Por lo tanto, esto le dio más tiempo para escribir. En noviembre de ese año, le escribió a su madre que quería "matar a Sherlock Holmes, ya que estaba gastando su mente", a lo que su madre respondió: "la gente no lo va a tomar de buena manera". Entonces, de esta forma, decidió dedicarle más tiempo a cosas más "importantes", como sus novelas históricas.
En 1900, Gran Bretaña entró en una guerra de colonización con Sudáfrica, conocida como la Guerra de los Bóers. Y allá fue don Arthur, como médico voluntario. Pero además aprovechó el tiro y escribió un libro de historia muy importante, La guerra de los Bóers. Ese mismo año, se presentó como candidato para la Unión Liberal; a pesar de que era un candidato muy respetado, no fue elegido. Tras la Guerra de los Bóers escribió un artículo, La guerra en el sur de África: causas y desarrollo, justificando la participación de Gran Bretaña, que fue ampliamente traducido. En su opinión, fue esto lo que provocó que le nombraran Caballero del Imperio Británico en 1902 otorgándole el tratamiento de Sir.
Murió el 7 de julio de 1930 con 71 años de un ataque al corazón, en Inglaterra, después de haber vivido una vida que pudo haber sido de todo, menos aburrida.

Aquí un video de Conan Doyle. Está en inglés, pero al menos para que conozcan su rostro.




Sherlock Holmes y Watson

Arthur Conan Doyle comenzó con Sherlock Holmes en 1887 con su novela Estudio en Escarlata. Allí se relata cómo el Dr. Watson, médico como Conan Doyle, conoce a Sherlock Holmes, y se convierte en su compañero de investigaciones. Se publicó directamente como novela, no por entregas, luego de un año de haber sido escrita y tras el rechazo de algunas editoriales.
El sabueso de los Baskerville sí se publica en entregas, entre 1901 y 1902. Previamente, Holmes había “matado” a su personaje Holmes en una lucha contra el malvado Moriarty, en El problema final. Arthur se sentía esclavizado por Holmes y quería escribir otras cosas. A la vuelta de la guerra en Sudáfrica comenzó a escribir el sabueso de los Baskerville, pero se dio cuenta de que necesitaba un héroe para la novela y decidió rescatar a Holmes. Tuvo que salir a aclarar a su público que en ésta no aparecía Holmes “resucitado” sino que ésta era una historia sucedida antes de la muerte del detective.

El actor inglés Basil Rathbone fue el primero que prestó su rostro a Sherlock Holmes en el cine, aquí un video con algunas de imágenes de Rathbone caracterizado como Holmes





Pero hay una muy nueva versión de sherlock Holmes, cuyo estreno está previsto para fines de este año. Filmada por Guy Ritchie, parece que promete. Vean su tráiler.

object width="425" height="344">

La época victoriana.

Se suele llamar época victoriana de Gran Bretaña al período de reinado de la Reina Victoria, entre 1837 y 1901. Ha sido un período de consolidación de la economía, la industrialización y el sistema colonial de Gran Bretaña
La reina Victoria tuvo el reinado más largo en la historia de los monarcas británicos, y los cambios culturales, políticos, económicos, industriales y científicos que sucedieron durante su reinado fueron notables. Cuando Victoria ascendió al trono, Inglaterra era esencialmente agraria y rural; a su muerte, el país se encontraba altamente industrializado y estaba conectado por una red de ferrocarril en expansión.
Tal transición no fue suave, como tampoco estuvieron libres de incidentes las décadas anteriores. Las primeras décadas del reinado de Victoria fueron testigos de una serie de epidemias (con mayor impacto el tifus y el cólera), fallos en la producción de grano y colapsos económicos. Hubo disturbios por el derecho al voto y la derogación de las Leyes del Maíz, que habían sido creadas para proteger la agricultura inglesa durante las Guerras Napoleónicas al comienzo del siglo XIX.
Los descubrimientos de Charles Lyell y Charles Darwin comenzaron a cuestionar siglos de asunciones sobre el hombre y el mundo, sobre la ciencia y la historia, y, finalmente, sobre la religión y la filosofía. A medida que el país crecía, cada vez más conectado mediante la expansiva red de ferrocarril, las pequeñas comunidades, antes aisladas, quedaron expuestas y economías enteras se trasladaron a las ciudades, ahora más accesibles.
La combinación entre progreso y enfermedad no fue de fácil asimilación para la sociedad británica. Se vivía como una tensión entre opuestos, y se sospechaba que la consolidación económica y social podría verse amenazada por peligros externos (guerras) y externos (crímenes, asesinatos, inseguridad). Por ejemplo, En 1888, un asesino en serie conocido como Jack el Destripador asesinó y mutiló a varias prostitutas en las calles de Londres, generando una cobertura mundial por parte de la prensa e histeria. Los periódicos usaron las muertes para atraer la atención sobre la grave situación de los desempleados y para atacar a la policía y líderes políticos. El asesino nunca fue atrapado.
El ímpetu de la Revolución Industrial ya había ocurrido, pero fue durante este período que los efectos totales de la industrialización se hicieron sentir, liderando a la sociedad de masas del siglo XX. La Revolución llevó al aumento de ferrocarriles a través del país y grandes adelantos en ingeniería, los más famosos dados por el ingeniero Isambard Kingdom Brunel. Otro gran adelanto de ingeniería de la Era Victoriana fue el sistema de aguas residuales en Londres. Fue diseñado por Joseph Bazalgette en 1858. Él propuso crear 82.000 aguas residuales conectadas con más de 1.000.000 de alcantarillas. Se encontraron muchos problemas, pero las aguas residuales se completaron. Después de esto, Bazalgette diseñó el Thames Embankment el cual contenía alcantarillas, tuberías de agua y el London Underground. Durante este mismo período, la red de suministro de agua de Londres se expandió y se mejoró, y la reserva de gas para la luz y el calor se introdujo en los años 1880.
Durante la Era Victoriana, la ciencia creció hacia la disciplina que es hoy en día. Además del incremento del profesionalismo de la ciencia universitaria, muchos caballeros victorianos dedicaban su tiempo en el estudio de la historia natural. La fotografía se realizó en 1839 por Louis Daguerre en Francia y William Fox Talbot en Inglaterra. Hacia 1900, estaban disponibles las cámaras portátiles.
Aunque inicialmente llegó en los primeros años del siglo XIX, la luz a gas se difundió durante la Era Victoriana en industrias, hogares, edificios públicos y calles. La invención del gas incandescente, en los años 1890, mejoró la producción de luz y aseguró su supervivencia en los años '60s. Miles de máquinas de gas se construyeron en las ciudades de todo el país. En 1882, la luz eléctrica incandescente se introdujo en las calles de Londres, aunque tomó varios años para que fueran instaladas en todas partes.
La literatura victoriana.
La mayor parte de las novelas victorianas eran largas y prolijas, con lenguaje complicado, pero el rasgo predominante de la novela victoriana era su verosimilitud, esto es, su representación cercana a la vida social real de la época. Esta vida social estaba largamente informada por el desarrollo de la emergente clase media y las maneras y expectativas de esta clase, en oposición a las clases aristocráticas que dominaban épocas anteriores.
La mayor parte de las novelas de la época victoriana se escribían en forma de serial; esto es, en periódicos o revistas aparecía un capítulo por cada número (folletín). Así, la demanda era alta para cada nueva aparición de la novela para introducir un nuevo elemento, bien fuese un giro de la trama o un nuevo personaje, para mantener así el interés del lector. Durante este tiempo, a los autores se les pagaba por palabra, lo que acababa produciendo una prosa muy farragosa. En parte por esto, las novelas victorianas tienen numerosas tramas, y muchos personajes, que aparecen y desaparecen conforme dictan los acontecimientos.
Muchas de las novelas victorianas se han convertido en clásicos de la Literatura, pese al paso del tiempo (“clásicos” quiere decir que a pesar de ser viejitos, siguen siendo relatos muy apreciados y leídos aún en estos tiempos). Además de los relatos de Conan Doyle, forman parte de la literatura victoriana Drácula, de Bram Stocker, El extraño caso de Jekyll y Hyde y La isla del tesoro, de Stevenson, La máquina del tiempo, de George Orwell, El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, y tantas más…..

Algunas preguntas para vos

Contestá dejando un comentario (poné tu nombre, apellido y división)

1. ¿Cuál de las dos novelas elegiste y por qué?
2. ¿Habías leído alguna otra historia de Sherlock?
3. ¿Qué te interesa de las novelas de Holmes?

7 comentarios:

Marcelo dijo...

Elegi el de Estudio En Escarlata porque me pareci la mas interesante, aparte, ya tenia el libro en mi casa, lo que fue una gran ventaja, y la tapa me llamo la atención. La verdad es que yo ya conocia algunas de las novelas de Sherlock, cuando era chico me gustaba mucho, y todavia tengo un libro con varios caso, de los mas conocidos. Por ejemplo, "La Liga De Los Pelirrojos", "El Carbunclo Azul" y "El Misterio De Bascombe Valley".
Lo que mas me gusta, son las formas de resolver casos que utiliza. Aparte son muy interesantes las tramas, el no saber quien es el culpable hasta el final te hace leer hasta la ultima hoja. Son muy atrapantes.

Lula C dijo...

Elegi el sabueso del los Baskerville porque como usted habia comentado este libro en clase diciendo que era cuando "moria" sherlock holmes, me parecio interesante su lectura y al leer la contratapa me atrapo mucho mas.
Anteriormente habia leido un cuento de Doyle en ingles "Sherlock Holmes: The case of the blue diamon" , en su trduccion al español Sherlock Holmes y el caso del diamante azul, el cual no entendi hasta que lo lei por segunda vez donde ate todos los cabos, jaja.
Las novelas de Holmes son muy atrapantes y en algunos casos te dejan con la intriga hasta que terminas el libro y en otros como en mi caso no entedes como resuelve el caso y como sabe determinadas cosas que solo el propio protagonista del hecho sabe.

Andres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andres dijo...

Elegí Estudio en escarlata porque ya había leído El Sabueso de los Baskerville. Esto responde a la pregunta 2, El Sabueso fue la única novela de Connan Doyle que leí hasta ahora, y mañana voy a comezar con Estudio en Escarlata.
Realmente me encantan los libros de Sherlock Holmes por lo atrapantes que son las historias, y por la manera de resolver los casos. Te engancha de una forma que te obliga leer hasta la última página.

Luch :) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luch :) dijo...

Elegí El Sabueso de los Baskerville por que ya leí Un Estudio en Escarlata. Además, cuando usted mencionó que esta novela además de policial, puede considerarse de terror me entusiasmó más aún. Creo que esto responde la pregunta 2. Además de "Un estudio en Escarlata", leí "el Signo de los Cuatro" y "Las Aventuras de Sherlock Holmes".
Respondiendo a la pregunta n° 3, creo que me encanta la forma en que se resuelven los casos. En ninguno de ellos el protagonista te permite atar un cabo hasta el final de la narración; manteniendo la intriga. Además, el razonamiento de Sherlock Homes ante cada situación, es íncreible y, hasta llega a ser ilógico algunas veces. Todo se aclaraal leer el final.


Soy Lucía Navarro , de Segundo BAch. A

rodri.max.rojo dijo...

Elegi El sabueso de los Baskerville porque me intereso lo que se hablo en clase. Ademas de este libro lo unico que he leido de Sherlock Holmes fueron unos cuentos titulados las "Narraciones de Sherlock Holmes". Me interesa porque leer este tipo de novela porque me planteo varias hipotesis a lo largo de la historia y luego tengo que descartar algunas cuando se descubren nuevas pistas, lo que lo hace emocionante hasta el final.